lunes, 5 de diciembre de 2011

ANTES Y DESPUÉS

Pues si, estas son mis entradas favoritas, yo creo que es como se aprende, hay muchos maestros o incluso aficionados que en un yamadori recién recuperado ven un diseño futuro, este no es mi caso, yo necesito ver muchos árboles, para conseguir aprender que camino es el más correcto, nos perdemos el trabajo intermedio pero podemos vislumbrar con un poco de práctica que camino han seguido para llegar a su objetivo.
Vale la pena dedicarle unos minutos a cada evolución, es impresionante como en los pinos consiguen esas densificaciones de verde, chapeau señores.




















1 comentario:

  1. Hola, impresionantes evoluciones.
    Saludos.
    Leandro.

    ResponderEliminar